Seleccionar página

ACERCA DE NOSOTROS

Definimos “Indígenas” como todo aquel individuo capaz de sobrevivir a la expansión territorial de un otro ajeno a él.

Y es esta acepción de la palabra la que nos ha inspirado para nombrar no a este producto, sino a todo un proyecto que pretende englobar en cada pequeña obra producida, la búsqueda interna de los componentes de esta empresa y su mirada hacia el mundo circundante.

En el mundo globalizado que nos ha tocado vivir y aún apreciando y utilizando sus ventajas, nos surge la imperiosa necesidad de investigar sobre lo pequeño, y por pequeño entendemos lo esencial, lo simple, lo local, lo propio, todo aquello a lo que podamos encontrarle un contenido y dotarle de un significado que hable de nosotros. Es decir, investigamos sobre nuestra identidad y nuestra huella. Nuestros intereses surgen de la observación inicial de la Naturaleza, nuestra principal fuente de inspiración. En la Naturaleza parece haber un orden perfecto, místico. Una geometría que conforma desde una gota de agua, hasta las mareas ordenadas por la luna. En esa geometría (proporción áurea de Leonardo Da Vinci), todo parece tener su sitio, ningún elemento es prescindible.
Nada es accesorio.

La Naturaleza es el mejor escenario para comprobar que la ética y la estética son dos caras de la misma moneda.

Esos son nuestros intereses: la ética y la estética, y el diálogo que se establece entre ambos y como ese diálogo se puede materializar en un objeto.

Sabemos que nuestra pretensión es ambiciosa pero queremos que el receptor de nuestros productos se sienta completando una cadena. No como un mero receptáculo en el que se vuelcan objetos muertos (perfectos y completos), sino como parte de una cadena de actos pequeños que tienen significado.

En esta búsqueda de “lo esencial”, damos una importancia crucial a los sentidos. Nuestra pequeña “obra” intenta comunicarse con el cliente desde la piel, no hay nada conceptual en ello.

La madera de la caja ensamblada pieza a pieza, tiene un tacto y un sonido especial al abrirse.

En el interior, el olor a madera quemada se mezcla con el liquen liofilizado y las hebras de mango, y por último, la vista se fija en el objeto en si.

En este caso son gemelos, pero podría ser cualquier otra cosa que este dentro de nuestra filosofía de trabajo. Es decir nuestro producto (no nos gusta mucho esta palabra) es el proceso mismo. Como decíamos anteriormente no nos interesa fabricar objetos perfectos, con acabados sin fisuras, para volcarlos en un consumidor pasivo que no ponga nada de él.

No nos interesa la “expansión territorial”, lo que intentamos es “sobrevivir a ella”, de ahí “Indígenas”.

No queremos productos “muertos”, replicables y sustituibles hasta el infinito. Queremos procesos vivos e inacabados, que muevan (en la medida de nuestras posibilidades) algo en la persona que lo recibe. Es de “crear” un lenguaje de lo que estamos hablando o incluso de intentar descodificar una parte infinitesimal del lenguaje de la Naturaleza o al menos, participar de ella.

COLABORACIÓN
Toda idea tiene un inicio, y la nuestra nació de la tecnología aplicada a la producción. Pero toda idea necesita ejecución, y para ello contamos con las manos de la Fundación A la Par, en donde el producto es preparado manualmente para su entrega. El valor que vemos de esta sinergia entre un diseño preciso y el trabajo artesano nos parece importante para poner conciencia en el proceso y dirigir los beneficios para otros sectores menos tomados en cuenta. Agradecemos la oportunidad de participar con la Fundación y poder compartir su mensaje: La Capacidad.

Indigenas utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies